Project Manager

¿Qué es un Project Manager y qué funciones tiene?

El papel del Project Manager es vital en el desarrollo de la gestión de proyectos en las empresas. Hablamos de un perfil técnico y ejecutivo, capaz de gestionar equipos, recursos y herramientas con el objetivo de alcanzar el éxito de un proyecto. Cada vez más empresas buscan este tipo de perfil profesional, especialmente en el ámbito digital, por lo que se trata de un ámbito que ofrece grandes oportunidades laborales.

En este artículo te mostraremos qué es un Project Manager, cuáles son sus funciones, qué características debe cumplir y cómo la formación especializada puede ayudarte a convertirte en Responsable o Director de Proyecto.

Qué es un Project Manager

El Project Manager es un perfil profesional que se ocupa de la gestión de un proyecto en específico dentro de la actividad de una empresa. Su misión es administrar y gestionar los distintos recursos, personal y plazos relativos a ese proyecto, asegurando la consecución de objetivos y rindiendo cuentas a la Dirección General.  Para que todo ese conjunto de tareas

Funciones del Project Manager

Las funciones de un Project Manager pueden resumirse en las siguientes.

Diseño de proyectos

El Project Manager debe definir y dar forma al proyecto, de acuerdo con los objetivos de la empresa. En este proceso debe establecer unas metas, una hoja de ruta, unos recursos y un equipo de trabajo responsable de la gestión de las distintas tareas. Debe marcar también unos plazos y unos mecanismos ágiles para el seguimiento de las distintas acciones que se lleven a cabo.

El objetivo es que el proyecto se haga realidad de la forma más rápida, eficaz y económica posible, dentro del presupuesto asignado y acorde a los objetivos de la empresa.

Coordinación y supervisión de equipos

El Project Manager será también la persona de elegir, coordinar, liderar y supervisar a los equipos de trabajo que forman parte de dicho proyecto. Una de las claves en este proceso es asegurar que el proyecto se lleva a cabo con la calidad y rapidez adecuada para que no se produzcan errores que puedan comprometer su éxito.

Detección de nuevas oportunidades

Durante el transcurso de la gestión de proyectos, el Project Manager puede detectar nuevas oportunidades que pueden beneficiar a la empresa. En esta línea, se mantendrá en contacto con la dirección para proponer nuevas ideas y proyectos que puedan suponer una ventaja competitiva para la organización.

Mantenerse en contacto con clientes y proveedores

Como principal responsable del proyecto, el Project Manager deberá permanecer en contacto con el cliente y con los proveedores que hagan posible la realización del proyecto. Su papel de impulsor del proyecto será determinante para optimizar y mejorar las tareas realizadas por el equipo responsable, así como la elección de recursos y herramientas adecuados para lograr los objetivos marcados.

Identificar problemas

En el transcurso de todo proyecto, pueden surgir incidencias, retrasos o problemas que supongan un obstáculo para la consecución del objetivo. El Project Manager debe ejercer el liderazgo del equipo en la identificación y prevención de problemas, mostrando la mejor manera de alcanzar un fin y minimizando los riesgos que puedan hacer que el proyecto no se desarrolle en los términos adecuados para ser rentable para la empresa.

Principales habilidades necesarias para el Project Management

El Project Management es una actividad al mismo tiempo ejecutiva y técnica. Por una parte, se trata de un líder empresarial que ha de gestionar equipos de trabajo y recursos asignados, pero al mismo tiempo debe permanecer en contacto directo con los profesionales del equipo para supervisar sus acciones.  De un tiempo a esta parte, también se conoce el aumento de diversos perfiles de mujeres emprendedoras que terminan ocupando con marcado éxito el puesto de Project Managament en empresas de diferente tamaño y sector.

Las empresas que desarrollan proyectos que por su complejidad o volumen requieren de un Responsable de Proyecto no pueden llevarlo a cabo a través de otro departamento. Eso implica que el Director General ni ningún Director de Departamento o Jefe de Operaciones se encarga de gestionar directamente dicho proyecto, ya que requiere de un directivo en específico y un equipo exclusivamente asignado para dicho proyecto.

En muchas ocasiones, el Manager de Proyectos es un perfil ligado al I+D+i o la Internacionalización, ya que son proyectos que no se encuadran directamente en la operativa habitual de la empresa, pero pueden tener una notable incidencia estratégica en su futuro y aportar grandes ventajas competitivas a la organización.

El Project Manager también suele ser una persona que colabora proactivamente con el CEO, o con algún Director de Departamento, liberándoles de tiempo al encargarse de gestionar directamente de nuevos proyectos o nuevas líneas de producto que estos no pueden liderar y gestionar directamente.

En el ámbito online, el Digital Project Management está vinculado al desarrollo de nuevos proyectos digitales, que pueden requerir de recursos, personal y herramientas específicas exclusivamente para ese proyecto. Por ejemplo, una tienda online puede requerir de un Responsable de Proyecto para el impulso y desarrollo técnico de una app móvil para la venta online de sus productos, con un equipo específico de programadores y responsables de marketing y SEO orientado a la estrategia de Mobile Commerce.

Importancia de la formación para ser Responsable de Proyecto

Un Project Manager no gestiona una compañía, ni un Departamento, pero debe saber combinar cualidades ejecutivas y estratégicas, ya que sí es responsable del éxito del proyecto que gestiona.

Por tanto, cada vez se reconoce más la importancia de contar con una formación avanzada en Dirección y Administración de Empresas, que aporte al Director de Proyectos las habilidades, competencias y conocimientos necesarios para liderar equipos, gestionar proyectos y lograr objetivos estratégicos.

En esta línea, existen muchas motivaciones que responden a la cuestión sobre por qué estudiar un MBA al ser una formación de vanguardia, enfocada en la formación de perfiles altamente cualificados, que puedan desempeñar puestos de responsabilidad en la gestión de proyectos estratégicos para las empresas. La elección de un Project Manager es un asunto crítico en cualquier empresa, dado el alto valor estratégico que puede suponer el desarrollo de determinados proyectos.

El Responsable de Proyecto se convierte así en un perfil empresarial que hace avanzar a la empresa, permitiendo que las tareas operativas no impidan a la empresa seguir desarrollándose a nivel estratégico y estar así mejor preparada para ser competitiva en el futuro.