Gestión del talento

Gestión del talento como ventaja competitiva

La transformación digital y la aparición de nuevos modelos operativos han creado un paradigma empresarial muy dinámico y complejo que está viviendo muchos cambios profundos. El área de Recursos Humanos necesita, ahora más que nunca, dedicar todos sus esfuerzos a atraer y cuidar uno de los activos más importantes con los que cuenta una empresa: el talento humano.

¿Qué es la gestión del talento en las organizaciones? La definición tiene que ver con el proceso de incorporar, formar y retener a empleados de alto potencial. El hecho de contar con personas formadas y talentosas, que además tengan motivación profesional y se encuentren cómodas en el desempeño de su trabajo, es hoy en día una de las claves de la competitividad empresarial. 

¿Cómo funciona la gestión del talento? 

El departamento de Recursos Humanos es el responsable de llevar a cabo la gestión del talento. Esta estrategia debe ser fundamental para cualquier empresa que actúe en un mercado competitivo.

Las empresas exitosas en gestión de talento son aquellas que entienden que la consecución de sus objetivos de negocio depende del trabajo de los empleados. Si la empresa consigue que sus trabajadores aumenten su productividad, los resultados empresariales crecerán de manera exponencial. Para ello, es importante actuar en todo el ciclo de vida del trabajador: desde la captación y reclutamiento, durante su formación y hasta ser capaces de conseguir su retención y el mantenimiento de su motivación

Según el estudio “Barómetro sobre la Gestión del Talento en España” de la Organización Internacional de Directivos de Capital Humano, durante la fase de captación las empresas suelen hacer mucho uso de las redes sociales, siendo Linkedin usada por el 70% de las empresas estudiadas. Destaca la utilización de estas herramientas para la atracción de talento junior.

La integración del empleado en la empresa a través de los programas on-boarding es también de relevante importancia para la inmersión del trabajador la empresa, para que se sienta una parte importante de esta y para que exista una vinculación que favorezca su reclutamiento.

Una técnica muy utilizada por Recursos Humanos que ayuda a gestionar las cualidades de los empleados de una manera más alineada con las estrategias de la empresa es la gestión de competencias. Este método consiste en hacer una evaluación de las cualidades y competencias necesarias para cada puesto de trabajo, para después realizar una correcta asignación de los empleados a cada actividad, aparejando cada tarea a un trabajador, según se ajusten a su perfil. 

El software de la gestión del talento: People Analytics 

Desde que se inició esta filosofía del trabajo en la década de los 90, el método ha experimentado muchos cambios. ¿Cómo ha evolucionado la gestión del talento?

Recursos humanos y Big DataLa transformación digital ha llegado a nuestras vidas para quedarse, y ha inundado también el ámbito de los Recursos Humanos. Para que una compañía gestione el talento humano con el que cuenta de una manera efectiva es necesario realizar un estudio exhaustivo. La intuición y la improvisación a la hora de hacer contrataciones ha pasado a segundo plano. Lo que rige ahora las estrategias de recursos humanos es el rigor, la medición y la evaluación, y para ello, la gestión del talento debe contar con un software potente.

De la unión del Big Data y los Recursos Humanos nace People Analytics. Este método consiste en usar los datos y otros procesos informáticos para parametrizar las actuaciones de RR.HH.  Algunas de sus aplicaciones más exitosas son la observación de las tasas de rendimiento de los empleados, el análisis del riesgo de fuga de talento y la posibilidad de encontrar perfiles de trabajadores lo más ajustados posibles a las necesidades empresariales.

Algunas empresas han incorporado también a sus estrategias de Recursos Humanos la monitorización activa de los estados de ánimo de los empleados. Este sistema sirve para ver cómo y de qué manera los sentimientos de los trabajadores reaccionan ante determinados sucesos empresariales (incremento de las ventas, cambio de CEO, etc). De esta manera se puede crear una relación entre ambas muy interesante.

Al fin y al cabo, detrás y delante de la transformación digital tiene que haber personas. En la era de la tecnología, lo mejor que podemos hacer es aplicar las nuevas herramientas tecnológicas a la mejora de la calidad de vida de las personas. Dentro de las organizaciones, la experiencia del empleado ha de ser lo más importante.

Los comentarios están cerrados.