Proyecto de Creación de Empresa

Proyecto Creación empresa de MBA

El Proyecto de Creación de Empresa o el Plan de Negocios en un MBA representa la culminación del viaje de aprendizaje práctico. Este trabajo final de máster es mucho más que una actividad académica; es la aplicación práctica de meses de aprendizaje intensivo y de desarrollo de habilidades, tanto técnicas como interpersonales.

En la elaboración del Proyecto de Creación de Empresa es donde los estudiantes de un MBA se ponen a prueba sobre el terreno de la realidad empresarial y donde sus ideas innovadoras toman forma. Además, este proyecto es tanto un reflejo de lo que han aprendido y de los contenidos del plan de estudios del MBA como una oportunidad de hacer realidad una idea de negocio donde dirigir un futuro profesional como emprendedores.

¿Qué es un Proyecto de Creación de Empresa?

Un Proyecto de Creación de Empresa, también conocido como Plan de Negocio, es un trabajo obligatorio durante un MBA y su realización es un requisito ineludible para obtener el título. Este proyecto funciona como un mapa detallado para el lanzamiento y desarrollo de una nueva empresa o idea de negocio. Es decir, es la elaboración de una guía completa que abarca los objetivos comerciales, las estrategias a implementar y la visión integral de cómo la empresa operará y generará resultados económicos

La elaboración de un proyecto de creación de empresa en un MBA es un ejercicio obligatorio para obtener el título y los estudiantes deben demostrar su capacidad para gestionar y dirigir un proyecto empresarial. Este proyecto involucra la anticipación de resolver obstáculos y la generación de soluciones creativas y juega un papel crucial en la atracción de inversores. Asimismo, sirve como un marco de referencia constante para la toma de decisiones estratégicas y operativas.

El proyecto de creación de empresa en el contexto de un MBA es el Trabajo Fin de Máster y requiere que los estudiantes apliquen y plasmen sus conocimientos en todas las áreas funcionales de la gestión empresarial. Esto incluye la planificación estratégica, el marketing, las finanzas, las operaciones, la gestión de los recursos humanos y el desarrollo de nuevos productos o servicios. Este enfoque holístico asegura que los estudiantes no sólo diseñen un negocio viable sobre el papel, sino que también desarrollen las competencias necesarias para gestionar y liderar cada aspecto de una empresa en el mundo real.

Cómo elaborar un Plan de Negocio como Trabajo Fin de Máster

Elaborar un Plan de Negocio como parte de tu Trabajo Fin de Máster (TFM) en un MBA es un proceso que exige aplicar de manera práctica los conocimientos y competencias adquiridas durante el programa.

A continuación, tienes una guía con los pasos esenciales para crear un plan de negocio que además de cumplir con los requisitos académicos, también tenga el potencial de ser implementado en el mundo real.

  1. Definir la idea de negocio: empieza con una idea clara y concisa de lo que será tu empresa. Esto debería incluir qué problema resuelve, qué necesidades satisface y qué la hace única.
  2. Resumen ejecutivo: esta parte es el primer contacto con el lector. Resume los puntos más importantes del plan de creación de empresa, incluyendo la misión, el producto o servicio que ofrece la empresa, y resume las previsiones financieras. Aunque el resumen ejecutivo sea uno de los primeros apartados del documento, siempre se elabora al finalizar el plan de negocios al completo.
  3. Actividad de la empresa y modelo de negocio: en esta sección se detalla la naturaleza fundamental de la empresa, centrándose en lo que ofrece: producto o servicio. Aquí se describe con precisión lo que la empresa planea vender o el servicio que pretende ofrecer, especificando las características, funciones y beneficios de su oferta. Además, se profundiza en los aspectos que distinguen a este producto o servicio en el mercado, resaltando cualquier característica innovadora, ventajas competitivas o enfoques novedosos en el modelo de negocio que diferencian a la empresa de sus competidores. Esta sección es clave ya que define cómo la empresa planea generar valor y captar la atención del mercado objetivo.
  4. Análisis de Mercado: investigación y presentación de los datos sobre el mercado objetivo, y competidores. Debe mostrar un análisis del entorno en el que el negocio va a operar.
  5. Estrategia de Negocio: desarrolla estrategias de marketing, ventas y crecimiento de la empresa. Explica cómo se van a atraer y retener clientes, y cómo y por qué el negocio será rentable.
  6. Plan Operativo: detalla cómo funcionará el negocio en el día a día. Esto incluye las actividades, localización, las instalaciones, el equipo necesario, los proveedores y la logística.
  7. Plan de Marketing: explica cómo darás a conocer los productos o servicios. Define la propuesta de valor, las estrategias de marketing y publicidad, y cómo serán las comunicaciones con el público objetivo.
  8. Plan de Recursos Humanos: este apartado del proyecto de creación de empresa debe describir el equipo de gestión y el personal de la empresa. Incluye detallar las habilidades y experiencias, y cómo contribuirán al éxito del negocio.
  9. Proyecciones Financieras: presenta un análisis económico-financiero que incluye estados como la cuenta de resultados, balance y análisis del punto de equilibrio. Todo ello demuestra la viabilidad financiera de la empresa.
  10. Cronograma: se trata de realizar un calendario de implantación de acciones para lanzar y establecer la empresa. Este esquema temporal cubre desde el desarrollo inicial del producto o servicio hasta su lanzamiento en el mercado, incluyendo hitos críticos como la finalización del desarrollo, inicio de la producción, lanzamiento al mercado, obtención de financiamiento, inicio de campañas de marketing y expansión a nuevos mercados. Este cronograma es vital para establecer plazos para la ejecución de actividades clave, facilitando el seguimiento y la gestión eficiente del avance del proyecto empresarial.
  11. Apéndice: incluye anexos o cualquier otro documento relevante (datos extra de estudios de mercado, encuestas, currículumns, etc.) que respalde el plan de negocio y las afirmaciones realizadas.

Al finalizar, el Plan de Negocio como TFM debe ser un reflejo de la capacidad para sintetizar información compleja y presentar una visión coherente y convincente de un negocio viable. Además, el proyecto de creación de empresa debe demostrar habilidades analíticas y estratégicas, así como una comprensión profunda de cómo lanzar, administrar y dirigir una empresa con éxito.

Conclusión y consejos

Recuerda el Proyecto de Creación de Empresa será revisado por los profesores del MBA y tendrás que hacer una presentación y defensa de este, como paso previo para la obtención del título MBA. Por ello, el trabajo debe ser no solamente persuasivo, sino también práctico y aplicable. La claridad y la concisión deben estar presentes; evita los rodeos y presenta las ideas con precisión. Sé realista con las proyecciones financieras y honesto en los análisis: un plan fundamentado en datos verídicos tiene más posibilidades de éxito y credibilidad.

Mantén una mentalidad abierta y flexible. Recibir feedback puede ser un regalo para pulir y mejorar el proyecto. Un Plan de Negocio es un documento vivo que debe evolucionar según obtengas nuevas informaciones y/o las circunstancias del mercado cambien.

En última instancia, un Plan de Negocio meticulosamente confeccionado es más que un requisito para completar un máster MBA; es una hoja de ruta hacia nuevas oportunidades de emprendimiento en el mundo de los negocios. Aprovecha la oportunidad que ofrece el TFM de un MBA para profundizar en la comprensión del mercado, fortalecer las técnicas de planificación estratégica y, no menos importante, dar los primeros pasos en una emocionante aventura de emprendimiento.